Barbert Art proyecto para pensar el territorio en el posconflicto – por los derechos humanos

Barbert Art proyecto para pensar el territorio en el posconflicto

 

20160630_095215

El proyecto Barbert Art es una de las cinco tendencias juveniles elegidas para este año desde la secretaría de la juventud, como un espacio para la construcción de paz en los territorios.  En sus barberías han evidenciado que son lugares donde los jóvenes se reúnen para compartir temas de resiliencia.

Este proyecto cuenta con más de 30 barberías en toda el área metropolitana, con un total de 90 barberos en estos sitios, donde atienden a cerca de 20 mil clientes, en su mayoría jóvenes. Por esto el barbero se convierte en un receptor y emisor de información.

“El rol del barbero es un personaje con características para ser un gestor de cambio. Mirar todos los imaginarios de los jóvenes, escucharlos y a través del discurso que él tenga, generar conciencia social sobre la cultura con un enfoque pedagógico”, aseguró el director, Martín Cortés Orozco.

El tema pedagógico está encaminado hacia lo que viene con el posconflicto: “No podemos hablar de posconflicto porque no aceptamos que estuvimos en guerra, vamos a empezar a recordar nuestra memoria histórica, por eso estamos hablando con El museo de la memoria, para ver qué es lo que ha pasado en nuestro país, cuántos años hace que viene la violencia, ¿si es algo innato que viene en el ser humano? ¿Entonces cómo lo podemos confrontar? Estamos formándonos para poder hablar sobre esto”, aseguró el director de Barbert Art.

Es una inversión de más de 300 millones de pesos que realiza la secretaría de Juventud, con barberías, el barrismo, los hoppers y los frikies pensando en estrategias con temáticas para que incidan en las decisiones de los jóvenes de la ciudad. Es un trabajo previo de preparación para el evento de la semana de la juventud que inicia el próximo 12 de agosto para hacer unas batallas en las zonas, para llevar el mensaje de construcción de paz en los territorios.

Por ahora, la comunidad Barbert Art busca repartir, difundir y contar la realidad de estos lugares, que en este momento no tiene apoyo económico, pero su objetivo  es decirle a la sociedad: “Cuando yo tengo conciencia y entiendo que hago un oficio y que esto es un ejercicio artístico, mi responsabilidad no solo es ejercerlo, sino también de darle a toda esa comunidad que viene un ejemplo alrededor de construcción de paz, de tejido humano, pero primero tengo que formarme y el barbero es un personaje público donde la cultura, el arte, la música hace parte de los imaginarios de él”, aseveró Orozco.

Para concluir afirmó: “Por el respeto a los barberos de la memoria histórica que han existido, la vamos a recuperar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *