El veedor más implacable de Colombia – por los derechos humanos

El veedor más implacable de Colombia

 

José Gualdrón marcó un hito en el proceso de las veedurías en Colombia, tras hacer destituir a 19 concejales y a 3 alcaldes, en el municipio de Floridablanca, en Santander. El caso más relevante ocurrió en 2008 cuando los corporados aprobaron una prima técnica, de  manera irregular, que aumentó a un 50 por ciento el sueldo del mandatario, el personero y el contralor del municipio.

“Él es una persona que tiene un carácter fuerte cuando de injusticias se trata. Cuando él se propone algo siempre lo consigue, así sea quijotesco. Destituir a los concejales y al alcalde fue algo muy grande”, así lo aseguró Daicy Celiani Echeverry, periodista de Floridablanca.

Su rutina de trabajo está orientada por lectura de documentos, visitas continuas a la procuraduría, la Fiscalía y a los tribunales para estar pendiente ante las denuncias que radica ante dichas entidades. En este riguroso seguimiento a los procesos es a lo que aduce su éxito como veedor.

Dentro de los casos que realizó se encuentran: el reintegro de subsidios de pago para el agua potable de los estratos más bajos, la devolución del pago a propietarios de viviendas de estratos 1 y 2 por valorización, y la que lidera actualmente en contra del cobro de impuesto por el alumbrado público. Estos son los principales casos que llevó a cabo a favor de la comunidad.

En las pasadas elecciones incursionó en política, con la bandera de hacer control político en contra de la corrupción. A pesar de tener una votación significativa cercana a los 2 mil sufragios, no le alcanzó para ser electo.

Para el representante del voto en blanco, Pedro Rincón, es digna de admirar su labor: “Ha sido la única persona capaz de enfrentar la corrupción en Floridablanca, se ha enfrentado a la clase política y ha evidenciado los problemas que tiene el municipio, siendo uno de los más corruptos en el país, por eso es el mejor veedor de Colombia”.

En el proceso de vigilancia y control de las veedurías, para Gualdrón es claro que se está viendo casos de politización, por lo cual se están comprando a los veedores. Cuando un veedor investiga al alcalde, éste le dice que le traiga unas hojas de vida, en esos casos estaría impedido para trabajar porque investigaría a la misma entidad o funcionario al que vigila, lo que sería corrupción y clientelismo. “Por eso anda mal el país, porque la misma justicia y los veedores se prestan para estas cosas”, afirmó el veedor de Floridablanca.

En este momento demanda el acuerdo de las fotomultas en su municipio porque el contrato incurre en errores administrativos, dándole la posibilidad de perpetuarlo de manera indefinida. “En la norma de acuerdo con el código nacional de tránsito no he visto ningún artículo en el que se diga que los particulares puedan utilizar cámaras para hacer el proceso de las fotomultas y cobrarla ellos mismos, cuando la ley 386 del 2010 dice que las entidades públicas no pueden designar a terceros para que cobren impuestos o sanciones”, si este fallo resulta favorable espera replicar esta demanda a nivel nacional.

Daicy Celiani Echeverry cuenta que “por su forma de ser hay personas que dicen que a él le dan plata para hacer ese tipo de cosas. No creo que tenga algún tipo de interés económico, él lo hace porque florida es uno de los municipios más corruptos de Colombia”. Por su parte, el veedor con mayor trayectoria en el ejercicio de control y vigilancia habla sobre su motivación: “Mi trabajo yo lo hago porque es bueno que haya un precedente que hay inconformismo. No es justo el hecho de que un gobierno llegue a pisotear a todo el mundo, yo pienso que si llega un gobernador es para que defienda la comunidad, no para que defienda los intereses propios”.

 

Funciones de un Veedor

  • Vigilar los procesos de planeación.
  • Vigilar que en la asignación de los presupuestos se prevean prioritariamente la solución de necesidades básicas insatisfechas.
  • Vigilar que el proceso de contratación se realice con criterios legales.
  • Vigilar y fiscalizar la ejecución y calidad técnica de las obras.
  • Recibir informes, observaciones y sugerencias que presenten los ciudadanos y organizaciones sobre las obras.
  • Solicitar interventores, supervisores, contratistas, ejecutores, autoridades contratantes y demás autoridades y demás autoridades concernientes. También, los informes, presupuestos, fichas técnicas y documentos que permitan conocer el cumplimiento de los respectivos programas, contratos o proyectos.
  • Comunicar a la ciudadanía, por medio de asambleas o reuniones, los avances de los procesos de control o vigilancia que están desarrollando.
  • Remitir a las autoridades correspondientes los informes que se desprendan de la función de control y vigilancia.
  • Denunciar ante las autoridades competentes los hechos o actuaciones irregulares de los funcionarios públicos.

 

Funciones tomadas del libro los Derechos del Ciudadano de la Personería de Medellín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *