Institucionalidad paisa quiere acabar con la prensa local – por los derechos humanos

Institucionalidad paisa quiere acabar con la prensa local

 Fecha: 10/03/2021

Por: Andrés Ríos

 

Los periodistas que son quienes más les dan voz a los ciudadanos, particularmente son los más callados para reclamar lo que les pertenece y se merecen, por eso la Alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia los sigue tratando como aves de rapiña y no les da su lugar como corresponde.

Tanta insistencia y se ha dicho por todas partes que se debe dividir la torta publicitaria con la ley del tercio, como en Ecuador, en un 33% a privados, 33% a públicos y 33% a comunitarios o alternativos, hasta se lo escucha decir eso al secretario de comunicaciones Juan José Aux, pero todo se queda en el discurso consolador y en la “queridura” aparente, que no se traduce en nada concreto.

Seguir arrodillados recibiendo lo poquito que les quieran dar las entidades públicas, sin ni siquiera garantizar la independencia, porque les da temor cuestionar cualquier decisión administrativa, por el miedo de perder una pauta publicitaria empaquetada como limosna, es no estimarse y darse cuenta del rol que deben ocupar los medios en una democracia.

Por eso para nuestro gremio, aplica el dicho popular, para quien quiera seguir recibiendo limosna administrativa y cada vez los vayan asfixiando más económicamente, porque en vez de aumentarles el presupuesto se los reduce, les tengo la receta si quieren seguir así: “Pata ligera, boca cerrada y cartera abierta”.

Los políticos en campaña hacen propuesta a los medios para llegar a las administraciones locales, como la hizo Aníbal Gaviria, pero a quienes se mantienen al margen de lo electoral, los sacaron del grupo cerrado con que trabaja el “doctor” Gaviria, y a los que sí hicieron campaña los he oído quejarse porque prácticamente los tumbó y les disminuyó considerablemente el presupuesto; aunque la excusa perfecta sea crear de enemigo a la pandemia, ponlos a mirar por el Este y ataca por el oeste dice el viejo refrán.

Más que pauta publicitaria, para fortalecer la comunicación y el periodismo, se debería apostar por proyectos y no repartir la mayoría de presupuesto, como en la Alcaldía de Medellín, a los medios tradicionales como ocurre en esta administración, teniendo contrato de 250 millones de pesos con RCN Radio por varios meses, con Minuto30 por 90 millones, y cuando los medios comunitarios preguntan, la respuesta es que no hay presupuesto. Pero para monitorear lo que dicen los medios ¡sí hay plata! Contrato de 70 millones registra en el Secop ll para hacer esta función.

Mientras tanto, como burritos seguiremos aplaudiendo a los depredadores del erario, que se pintan muy humildes como en el caso de Quintero, muy del pueblo, se enriquecen con nuestros impuestos y les seguiremos lambiendo las suelas, cuando paradójicamente se van apagando voces críticas en la radio, se van secando plumas interesantes y los medios digitales con contenidos importantes van desapareciendo de los ordenadores.

Desapareciendo los pocos espacios críticos, se instalará lo que siempre se ha querido imponer en la ciudad: que en Medellín no pasa nada, que la institucionalidad se porta bien con los ciudadanos aunque se sepa que con el desarrollo no es así, que las fotomultas solo aporten un 10% al Estado porque Aníbal Gaviria la privatizó y que se siga perpetuando como una de las ciudades más desiguales, aunque con la pauta publicitaria en grandes medios se venda como la de mayor progreso y con los futuros candidatos presidenciales.

Párrafo aparte merece la denuncia del concejal Daniel Duque, aseverando con documentos que el miembro de la Junta Directiva de Telemedellín, Diego Romero, sea al mismo tiempo, presentador de uno de los programas del canal; algo prohibido por el decreto ley 128 de 1976.

Una respuesta a Institucionalidad paisa quiere acabar con la prensa local

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.