No hay voluntad política para construir el segundo tramo del Cable de Palmitas – por los derechos humanos

No hay voluntad política para construir el segundo tramo del Cable de Palmitas

 

En la anterior administración de Aníbal Gaviria por medio de las Jornadas de Vida y Equidad quedó pendiente realizar tres proyectos en el corregimiento de Palmitas: el cable que va de la estación La Aldea a la parte central, la ampliación de la escuela del sector La Aldea y la construcción del Trapiche Comunitario (el cual lleva más de 20 años de espera). 

“La construcción del cable es el problema más sentido en Palmitas, porque la Jornada de Vida se hizo con la presencia de más de 1800 personas, se creó esta expectativa, se hizo toda esta algarabía a la gente y nos dijeron que íbamos a tener la segunda etapa que es de la Aldea a la parte central; la comunidad se beneficiaría en movilidad, por el turismo y por la economía. Pero esta administración dijo que no va, que no iba porque los costos son demasiado altos. El secretario de participación ciudadana, Andrés Bedoya, se atrevió a decir que eso no da rentabilidad”, aseguró Gustavo De Jesús Castañeda Blandón, Edil del corregimiento de Palmitas y revisor fiscal de la Asociación de Ediles de los Corregimientos de Medellín. 

Según los habitantes de Palmitas, este suelo rural ha hecho fama con nombre de territorio de paz, porque no hay violencia, es un corregimiento olvidado en el que poco se ha invertido. Es el corregimiento que tiene la mayor fauna, flora, fuentes hídricas de la ciudad, es el más campesino y es el segundo en extensión.  

“Tanto tiempo que hemos estado en el olvido ni con la plata anterior para ejecutar el trapiche panelero de la administración anterior. ¿Es justo que a este corregimiento que no tiene casi movilidad, le nieguen un cable, en vez de hacer carretera?” Se cuestionó el Edil de Palmitas. 

La comunidad del corregimiento manifiesta frustración, y esperan que de los 2 mil 500 millones que dejó la administración anterior no se vayan a fondos comunes. Actualmente hay una vía que se piensa hacer del cementerio al puente (cerca de 500 metros) y vale 58 mil millones. Ampliar la vía en la entrada de Palmitas para que quede doble vía, vale 76 mil millones. Mientras que construir la segunda fase del cable costaría alrededor de 19 mil millones. 

“¿Qué pecado tenemos en la puerta de Occidente, por qué cuando se prioriza no se respetan los acuerdos de un alcalde? Esto fue lo que estaba acordado, para otras cosas sí hay dinero, pero para esto no. Resumiendo: ¡No hay voluntad política!”, aseveró Castañeda.  

Tan compleja es la situación, que en lo poco en que han convergido los 21 concejales de este período, es que se debe construir la próxima fase del cable, pero el alcalde no se ha dignado a visitar este corregimiento por gusto u omisión. 

El domingo 24 de junio de 2018 se llevó a cabo un incidente en el Cable de Palmitas, en el cual quedaron atrapadas cuatro personas, las cuales fueron rescatadas por el cuerpo de bomberos y rescatistas. Esto abre la puerta en la opinión pública para que se atienda el olvido en el que han permanecido históricamente los cinco corregimientos de Medellín, en este caso específico Palmitas.

 

 

Opinión del edil de Altavista 

 

“Contamos con voz, pero sin voto, porque de los cinco corregimientos están pendientes: en Palmitas el cable y el trapiche panelero; en Santa Elena apenas se está construyendo la Casa de la Cultura; en Altavista, aún no se inicia la Casa de la Cultura; en San Cristobal, el centro de acopio campesino que está pendiente y la Casa de la Cultura; En San Antonio de Prado, la Casa de la Cultura” aseveró Jonny Alexander Acevedo, edil de Altavista.   

“Han manifestado que este proyecto de Palmitas no es técnicamente viable, pero eso es más voluntad política. Todos los recursos de Jornadas de Vida y Equidad han rebotado en todos los corregimientos.  Contamos con voz, pero sin voto”, afirmó Acevedo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *