2020: el año más violento para el liderazgo social, según Somos Defensores – por los derechos humanos

2020: el año más violento para el liderazgo social, según Somos Defensores

Fecha: 26/05/2021

Por: Andrés Ríos

 

El 2020 fue el año más violento para quienes defienden los derechos humanos en Colombia. 199 personas que trabajaban por la vida, el territorio o la paz fueron asesinadas. La violencia le arrebató estos liderazgos al país. 95 personas fueron asesinadas en el segundo semestre del 2020.

“Esta mala hora de la democracia nos deja el invierno de la violencia contra los liderazgos sociales que caracterizó el 2020 y que para el Programa Somos Defensores constituye el registro más alto de agresiones desde la existencia del Sistema de Información sobre Agresiones contra Personas Defensoras de Derechos Humanos -SIADDHH-. Una estela de asesinatos sin precedentes, una serenata de plomo a pesar del toque de queda, muy similar a lo vivido por el pueblo imaginario de la novela La mala hora, con la diferencia de que no estamos hablando de ficción sino de realidad”, así describe la situación que vive el país la ONG Somos Defensores.

Según el informe sobre Colombia del 2020 de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el incremento de las masacres ha sido constante desde el 2018,  registrándose en 2020 la cifra más alta desde el 2014: 76 masacres documentadas y 5 más en proceso de verificación que dejaron 292 víctimas, entre ellas 24 niños y niñas y 23 mujeres, lo que equivale a que en promedio se produjo una masacre cada cuatro días. El 62 % de estos hechos se focalizaron en 4 departamentos: Antioquia, Cauca, Nariño y Norte de Santander.

“El contexto de Colombia durante el 2020 también sintió la crudeza de la mala hora. La democracia colombiana atraviesa por otro mal momento, a lo cual también contribuye la pandemia, tanto por lo demoledor del contagio como por la instrumentalización de ella por parte del gobierno nacional mediante el abuso de las facultades extraordinarias otorgadas al Presidente de la República para expedir un excesivo número de decretos (162), con lo cual terminó legislando a costa del debilitamiento del poder parlamentario y las posibilidades de este para un control político efectivo, gracias igualmente, a la adopción exclusiva de la virtualidad como método de funcionamiento del Congreso de la República”, advierte esta organización.

El 2020 ha sido el más violento en los últimos 11 años para las personas defensoras de derechos humanos en Colombia. El Sistema de Información sobre Agresiones contra Personas Defensoras de Derechos Humanos en Colombia –SIADDHH- del Programa Somos Defensores, registró un total de 969 agresiones individuales contra 942 personas, que a través de sus actividades ejercen diferentes tipos de liderazgo en las regiones.

La presunta responsabilidad de las agresiones registradas por el Programa Somos Defensores, corresponde en un 41 % a actores desconocidos, el 34 % a grupos paramilitares, el 11,3 % a disidencias de las FARC-EP, el 6 % a la Fuerza Pública, el 4,7 % a la guerrilla del ELN, el 2,6 % a la Fiscalía y el 0,4 % a otros, referido a personas que no hacen parte de grupos armados y que en este informe se les atribuye la responsabilidad en los feminicidios.

 

 

Informe Completo: https://drive.google.com/file/d/1Ze-GofhR6k0c23oUCVN-ZlWrEMPH03JV/view?fbclid=IwAR3-Db_btNGSuzNB0C8tXL25gRKuy2P1n2OB8kZxHZk1NMJ1y32jQNpakGk