Respuesta de Corantioquia sobre el racionamiento de agua en Buriticá – por los derechos humanos

Respuesta de Corantioquia sobre el racionamiento de agua en Buriticá

Fecha: 12/08/2021

Por: Andrés Ríos

  

 

En un artículo anterior sobre el progreso o retroceso de la minería en el municipio de Buriticá, habíamos mencionado que la entidad Corantioquia, no había querido responder a nuestro cuestionario, y sí lo hizo, pero luego de haber publicado el texto, por lo cual compartimos su respuesta que ofrece contexto y claridades sobre la situación en este municipio de la subregión del occidente antioqueño.

“Corantioquia no tiene competencia para ejercer acciones de prevención y control de la minería ilegal. De acuerdo con la Ley 385 de 2001 (art. 306 – minería sin título) le corresponde al municipio “suspender, en cualquier tiempo, de oficio o por aviso o queja de cualquier persona, la explotación de minerales sin título inscrito en el Registro Minero Nacional””, adujo la entidad.

Sin embargo, la entidad como Autoridad Ambiental asevera haber acompañado al municipio de Buriticá en reuniones interinstitucionales sobre la problemática de extracción ilícita y actividades conexas tales como el procesamiento de mineral y quema de oro y se ha informado sobre las conexiones fraudulentas que se han venido realizando a la red de acueducto del municipio, la cual administra la Empresa de Servicios Públicos “Ser Buriticá”.

Desde sus competencias la Corporación manifiesta haber apoyado acciones lideradas por el municipio de Buriticá, con acompañamiento de la Fuerza Pública, el titular minero y la Agencia Nacional de Minería, entre otros; en operativos en las veredas Arados, Pajarito y Asomadera (en las dos primeras veredas se ubican las bocatomas del acueducto municipal y veredal).

En este tipo de acciones cuando se determina afectación o riesgo de afectación a los recursos naturales por parte de actividades de extracción ilícita de minerales o de procesamiento de los mismos, se impone por parte de la Corporación una medida preventiva de suspensión de actividades, la cual puede derivar en un proceso sancionatorio ambiental.

 

Desde Corantioquia afirman que la empresa titular de la mina subterránea de oro más grande de Colombia, Zijin Continental Gold, ubicada en Buriticá, cuenta con licencia ambiental, el respectivo Estudio de Impacto ambiental y el Plan de Manejo Ambiental; incorporada a la licencia ambiental tiene concesión de aguas para uso industrial y doméstico, cuya captación se encuentra en el área del proyecto minero, razón por la cual no afecta la oferta hídrica de las fuentes de donde se toma el agua para el abastecimiento de los habitantes del municipio de Buriticá. La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) es la competente para realizar seguimiento y control a dicho Plan de Manejo. No obstante, por la labor de acompañamiento que ha realizado Corantioquia a la ANLA, se ha podido observar que la empresa titular del proyecto Buriticá lleva un adecuado manejo de fauna y flora.

 

Otra situación se presenta en las áreas donde se registra extracción ilicita, sobre todo en las veredas Los Arados, en donde este tipo de actividad cada vez es mayor,  pese a los continuos operativos por parte de la Policía Nacional, en los cuales se cierran bocaminas que con el tiempo los ilegales vuelven a abrir.

 

Este tipo de actividades genera talas puntuales de árboles y disposición de estériles en los cauces de quebradas, pero su evaluación por parte de Corantioquia ha sido puntual, es decir limitada a los sitios en los cuales la Corporación ha participado en operativos liderados por las autoridades competentes.

 

 

Dado que el suministro de agua para el municipio de Buriticá, lo realiza la empresa de servicios públicos SER BURITICÁ, corresponde a este empresa realizar este tipo de diagnóstico.

 

Sin embargo, ante solicitud realizada a la Corporación por parte la Inspección de Policía del Municipio de Buriticá,  debido a las continuas interrupciones al servicio de acueducto en la cabecera municipal, en noviembre de 2020 se llevó a cabo un operativo conjunto tendiente a verificar actividad minera cercana a la bocatoma del acueducto municipal en la Quebrada la Encalichada (Miraflores).

 

Entre las conclusiones de dicha visita, se destacan:

 

  • No se pudieron identificar las posibles actividades (presuntamente mineras) que vierten sus estériles al cauce de la Quebrada La Encalichada. Se presume que dichas actividades corresponden a minería sin título que se ejerce en la parte alta de la Vereda Los Arados, zona intervenida en los años 2016,2017 y 2019 donde se procedió al cierre de varias unidades mineras, entre las cuales estaban La Horasca y La Hojarasca 1.

 

  • Al consultar la base de datos Corporativa se ha encontrado que también se han intervenido entables en zonas periféricas a la trocha que del sector de La Asomadera conducen a la vereda Siará y que en vez de reducirse la actividad, esta se ha aumentado.

 

  • Existe un gran movimiento de personas y mulas transportando mineral, y asentamientos subnormales tanto en el sector de La Asomadera, como en la trocha que de este sitio conduce a la Vereda Siará, lo que hace intuir que se esté generando un nuevo auge minero, que podría generar impactos ambientales graves que conlleven al deterioro de las fuentes hídricas abastecedoras del acueducto municipal de Buriticá (negrillas fuera de texto).

 

  • En el sitio de captación de la Quebrada La Encalichada (rejilla) se tomó muestra de agua, pero el resultado de los análisis no mostró contenido de mercurio y cianuro por encima de los valores permitidos en la Ley y que pudiera afectar a esta fuente hídrica; no obstante, por el solo hecho de tener gran cantidad de material estéril en su cauce y por el riesgo de que flujo de agua sea modificado por excavaciones subterráneas y de lo observado en las últimas intervenciones en las cuales ha participado la Autoridad Ambiental, en la zona de influencia de la Asomadera, Pajarito, Bubará, etc, se considera que dada la magnitud de la problemática, esta debe atenderse de manera integral y conjunta, por cada una de las entidades del Gobierno municipal, Departamental y Nacional, desde la competencia respectiva, buscando que los resultados sean más permanentes y que la suspensión de la actividad que está presuntamente generando la afectación no se dé por unos pocos días, sino que sea permanente.

 

  • Las áreas donde se realiza la extracción y procesamiento ilícito de minerales, sitios en los cuales se generan las principales afectaciones ambientales al recurso hídrico, suelo, flora y fauna (por desplazamiento), están influenciados por estructuras al margen de ley, situación que genera riesgos a la integridad física de los funcionarios de la Corporación en el caso de que realicen acciones de control y seguimiento ambiental al territorio de manera aislada.

 

  • Como acción paralela para eliminación de la extracción ilícita de minerales, Corantioquia ha venido apoyando y acompañando los procesos de formalización minera que han sido viabilizados por la empresa titular.