El momento ingrato que le espera a Antioquia – por los derechos humanos

El momento ingrato que le espera a Antioquia

 

“Es el momento de Antioquia” dice el candidato a la gobernación, Aníbal Gaviria, quien ya dejó rastros de sus malos gobiernos como alcalde y como gobernador por el cual tiene cerca de 26 investigaciones en contra. Solo basta recordar la fusión de Millicom con UNE EPM Telecomunicaciones por 30 millones de pesos para adquirir la mitad de la empresa (caso desproporcional de corrupción), el pacto del fusil con las bandas que ocurrió durante su administración,  las promesas de reasentamiento a la Honda, Moravia y el caso de Naranjal ligados a la creación del Plan de Ordenamiento Territorial que tiene vigencia hasta 2027, un jaque a los ciudadanos en todos los estratos. 

Apuntamos hacia este candidato porque ha reunido todas las maquinarias políticas para llegar  nuevamente a ser mandatario, como: Cambio Radical, los senadores del partido conservador que se le voltearon al candidato Juan Camilo Restrepo a quien ya habían dado previamente el aval, la Alianza Verde que se acomoda más que la pereza, el partido de la U y a esto se suma el respaldo popular de dirigentes políticos locales, líderes, jacs, entre otros sectores con los cuales seguramente los demás candidatos no podrán competir. 

De seguro, con el candidato Gaviria que es el más opcionado desde nuestra lectura política, invertirá fuertemente en infraestructura para pagarles a todos los contratistas los favores que está asumiendo en campaña, implementará todas las microcentrales e hidroeléctricas que sean posibles para darles contratos a empresas como: ISAGEN, LAREIF, Argos, Hidroelectrica del Alto Porce S.A.S E.S.P, Praming, Hzenergy, Gen +, Hidrotolima. 

Un diputado bajo reserva de la fuente que apoya a este candidato, nos contó que el objetivo de Gaviria es regresar a la gobernación para hacer carrera presidencial. Asimismo, recordamos que cuando quería ser candidato vicepresidencial de Rafael Pardo, alias ´El Alemán´ (paramilitar) denunció públicamente que este era el candidato que habían apoyado para la gobernación en 2003. 

Dado este contexto, hasta nos parece extraño que El Colombiano haya empezado a hacer campaña desde temprano desacreditando a varios candidatos, incluso hasta el del Centro Democrático, con la noticia  «Las cosas raras que hacen los candidatos por votos», pero en el que no apareció el nombre de Gaviria; aunque valga la pena aclarar que éste tiene unas relaciones de cordialidad y diplomacia con quien manda en esta comarca, que ya sabemos quien es., lo que lo convierte en el candidato del Sindicato Antioqueño. 

Mauricio Tobón, quien anteriomente dirigió al IDEA (Instituto de Desarrollo de Antioquia), y ahora como candidato a la gobernación, anunció en 2016, 80 microcentrales para la región, lo curioso es que más de la mitad de estas estarían ubicadas en el oriente antioqueño donde las experiencias anteriores han demostrado que los campesinos se quedan sin agua en sus fincas cuando implementan estas lumbreras en los municipios. Lo particular es que la Agencia Nacional de Energía Eléctrica haya manifestado que el país cuenta con la suficiente energía para abastecer al departamento, pero no la suficiente para hacer negocios exportándola o darle nuestro territorio a las empresas extranjeras. 

Esto es un augurio de lo que le depara al departamento: el momento de las microcentrales, de la infraestructura a ciertos contratistas, de la represión a la protesta social como cuando era alcalde, el asistencialismo limosnero que genera aduladores y la percepción manejada por los medios de comunicación a través de millonarios contratos en publicidad, para aparentar que estamos cada vez mejor, y , es el momento de Antioquia; el de la dirigencia antioqueña para ocultar los desmanes de Hidroituango.

En su defecto, el ganador sería Andrés Guerra, lo cual no cambiaría mucho la ecuación, porque los demás candidatos la tendrán más que difícil para hacerse notar ante esta competencia tan avasallante.

 

Gestión de Pérez 

La actual gobernación de Luis Pérez pasó sin pena ni gloria: tuvo muy buenas iniciativas, pero muy pocas acabativas, un Ferrocarril de Antioquia que se anunció con bombos y platillos por todos los medios pero aún no se sabe en qué paró, la industria agropecuaria para los campesinos tampoco se observó y la Universidad Digital aún está en entredicho por su implementación. Para mostrar solo le quedó el túnel de oriente y la pavimentación de algunas carreteras, para ocultar el caso más grave de corrupción de Valor+. Sin embargo, tanto el gobernador como alcalde de Medellín, que realizaron una gestión mezquina, saldrán con alto nivel de favorabilidad porque han aprendido durante todos estos años, que este departamento se maneja con publicidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Colegas logo Colegas logo Colegas logo
Publirreportajes
Facebook