El poder detrás del abuso y la desviación del mismo por el Concejo de Medellín – por los derechos humanos

El poder detrás del abuso y la desviación del mismo por el Concejo de Medellín

Por. Ramiro Albeiro Sánchez Jiménez, apoderado parte demandante.

 

El Concejo de Medellín, expidió el Acuerdo 28 de 2017 “Por medio del cual se modifico el acuerdo 43 de 2007 y actualizo el sistema municipal de planeación del municipio de Medellín”.

El poder desviado de dicha corporación pública radica en pretender subrogarse unas funciones o atribuciones especiales que la Constitución y la ley no le ha entregado.

Nuestro ordenamiento jurídico superior (art. 121. C.N) establece que “ninguna autoridad del Estado podrá ejercer funciones distintas de las que le atribuyen la Constitución y la ley”, esto es lo que se conoce o se denominado el principio de legalidad de las actuaciones de las autoridades estatales (art. 260. CN)

Así pues, “la competencia significa que todo funcionario público, en el desempeño de su cargo, sólo puede hacer lo que le está permitido. Es la situación inversa de la capacidad propia de los particulares, en cuanto estos pueden hacer todo lo que no les está jurídicamente prohibido. Es una consecuencia de la limitación del poder público que surgió con el Estado de Derecho, es decir, del principio de legalidad, y una forma de llevar tal limitación a toda persona que ejerza dicho poder”. (Berrocal, 2009)

Ahora bien, al Concejo municipal de Medellín, se le olvida que tiene una responsabilidad jurídica por infringir la Constitución y la ley, por la omisión o extralimitación en el ejercicio de sus funciones, que esta regulado por los
articulo 413 y 414 del Código Penal (Prevaricato por acción u Omisión en el ejercicio de sus funciones)

Cabe recordar que el Tribunal Administrativo de Antioquia. Sala de decisión, con ponencia del Magistrado Rafael Darío Restrepo Quijano, en la Sentencia No. 029 de febrero 11 de 2013, expreso que:

“… Teniendo claro que los Consejos y Asambleas creadas por el Consejo del Municipio de Medellín mediante las normas demandadas (artículos 55, 56 y 58 del acuerdo 043 de 2007), son mecanismos de participación ciudadana, inevitablemente llegamos a la conclusión que no es competencia del Concejo municipal su regulación. Ello, en primer lugar, porque tal como lo afirma el demandante (Ramiro Albeiro Sánchez Jiménez), el Concejo Municipal no tiene competencia expresamente asignada para la creación de tales órganos; y, en segundo lugar, porque la materia tiene reserva de la ley estatutaria…”, fue por esto que, el Alto Tribunal de lo Contencioso Administrativo resolvió declarar la nulidad de los artículos 55, 56 y 58 del Acuerdo Municipal No 43 de 2007, expedido por el Concejo Municipal de Medellín, por falta de competencia.

Y, no podemos olvidar que, el Juzgado 33 Administrativo de oralidad del circuito de Medellín, Doctora Mónica Viviana Rodríguez Cardona, Juez, en la Sentencia No. 007 del 18 de julio de 2016, Declaró la Nulidad total del
Decreto 1205 del 25 de junio de 2013 “Por medio del cual se reglamento el Capitulo VII del Acuerdo Municipal 43 de 2007, en relación con el procedimiento del proceso de Planeación Local y el Presupuesto Participativo del Municipio de Medellín”, por falta de competencia del señor alcalde; esto al concluir que:

“…Así las cosas, la única conclusión a la que arriba el juzgado es que en el presente caso lo procedente es declarar la nulidad del Decreto 1205 del 25 de junio 2013, teniendo en cuenta que el Alcalde Municipal de Medellín, no tiene competencia para regular o reglamentar situaciones relativas a la participación ciudadana…”

Se debe agregar que, en un caso similar, el Tribunal Administrativo de Antioquia, Sala Tercera de Oralidad, con ponencia de la Magistrada Martha Cecilia Madrid Roldán, en la Sentencia No. 148 del 15 de julio de 2016,
Decreto la Nulidad de la Ordenanza No 052 del 19 de diciembre de 2014, que pretendía Autorizar al Gobernador del Departamento para diseñar una política publica de planeación y presupuesto participativo en el Departamento de Antioquia, bajo los principios de la democracia participativa, inclusión, equidad. Igualdad, continuidad, control, cohesión social y participación comunitaria en la priorización, desarrollo y ejecución de los recursos públicos.

Finalmente, el Concejo Municipal de Medellín, al expedir el Acuerdo No 028 de 2017, extralimitó sus funciones al desconocer las normas constitucionales y legales sobre la materia, que a lo largo de los fallos del Tribunal Administrativo de Antioquia (Sala Tercera y Octava de Decisión) que decretaron la nulidad del Acuerdo No 43 de 2007, y la Ordenanza 052 de 2014, y finalmente la declaración de nulidad del decreto 1205 del 2013, por
el Juzgado 33 Administrativo Oral de Medellín, por falta de competencia.

Así las cosas, llego a la conclusión que el Juzgado 28 Administrativo Oral de Medellín, declarara la nulidad del Acuerdo 28 de 2017, por falta de competencia y extralimitación de las funciones del Concejo Municipal de
Medellín, obviamente siguiendo los lineamientos del Tribunal Administrativo de Antioquia.

Y, como resultado de esto, el que está llamado a asegurar la participación ciudadana en las comunas y corregimientos de Medellín y, a reglamentar su participación, conforme a lo expresado por la Corte constitucional en la
Sentencia C-541 de 1993, con ponencia del Magistrado DR. HERNANDO HERRERA VERGARA, aprobada por Acta No. 69. De Noviembre Veinticuatro (24) de mil novecientos noventa y tres (1993), son las Juntas administradoras
locales, y no es otra autoridad, cuando dijo que:

“… Así pues, las juntas administradoras locales surgen constitucionalmente para promover el desarrollo de sus
territorios, el mejoramiento socioeconómico y cultural de sus habitantes, y para asegurar la participación efectiva de la comunidad en la gestión de los asuntos locales.

En tal virtud, les corresponde la gestión autónoma de todos aquellos asuntos de interés eminentemente local que no
trasciendan el ámbito metropolitano, distrital o supralocal y prestar aquellos servicios que contribuyan a satisfacer las necesidades y aspiraciones de la comunidad que no estén a cargo de ninguna otra autoridad local…”

 

2 respuestas a El poder detrás del abuso y la desviación del mismo por el Concejo de Medellín

  • Si las jal son las delegadas para tomar esta clase de desicioenes haciendo referencia a los recursos que pertenecen a dar solucion a diferentes problemas de un territorio y una comunidad pude dar el mismo jiro de ser tan persanlizadas las decisiones que tomen ya que existe la diferencia como tambien la personalizacion y acuerdos entre las tomas de decisiones se necesita que trabajen teniendo encuenta la igualdad y la equidad y sentido de pertenencia por las funciones a desempeñar Con el territorio implementado la transparencia y la honestidad con el recurso asignado para que halla una mejor calidad de vida en el territorio y comunidad.

  • ESTOY DE ACUERDO QUE QUITEN DEL TODO EL PRESUPUESTO PARTICIPATIVO, YA QUE SOLO CON LLEVA A PELEAS Y ENEMISTADES CON MUCHOS LIDERES, UNOS PORQUE SI HACEN LAS COSAS CON EL CORAZON AYUDANDO A LA COMUNIDAD Y OTROS PORQUE SOLO PIENSAN EN SUS PROPIOS INTERESES.. Y TIENEN SUS CONTRATOS SOLO PARA SUS SECTORES Y SUS AMISTADES Y FAMILIARES,,SON EGOISTAS, NO COMUNICAN A TODA LA COMUNA…LLEVANDOSEN TODO ELLOS, O PARA UN SOLO SECTOR..

    AHORA COMO ESTA, ME GUSTA MAS.. PORQUE HAY GENTE NUEVA Y MAS PARTICIPACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *