Fronteras invisibles: más evidentes que nunca en Medellín – por los derechos humanos

Fronteras invisibles: más evidentes que nunca en Medellín

 

«Las fronteras invisibles son una delimitación territorial violenta y coercitiva a manos de diferentes actores armados de cualquier origen ideológico.  Las fronteras invisibles no es un fenómeno nuevo, siempre ha estado presente en la configuración del territorio. En los últimos 10 años ha sido parte del lenguaje de los medios, de los académicos, de los líderes, de los partidos y de las personas que estudian el conflicto», aseguró el docente universitario, Rafael Nieto.

Medellín viene desarrollando una confrontación armada desde hace 40 años. Especialmente este fenómeno se presenta con mayor frecuencia en las periferias de la ciudad. 

Depende del actor se devela el interés, por ejemplo: si es la guerrilla tiene un interés político, buscando base social para que apoye a la insurgencia; si es por parte de paramilitares es de orden político contrainsurgente que pretende sacar a la guerrilla de los territorios y castigar a quienes tengan simpatía por estos grupos; si son las bandas criminales suelen hacerlo por un interés netamente económico, dado que por medio de vacunas, microtráfico y “prestación” de algunos servicios controlarán las rentas lícitas e ilícitas en la zona. 

Invisible es algo que no se puede ver, pero esto claramente se puede ver, según Fernando Quijano, presidente de CORPADES (Corporación para el Desarrollo y la Paz), esta ha sido la excusa mediante la cual la institucionalidad se ha lavado las manos. 

Dentro del contexto del conflicto en el Valle de Aburrá desde esta organización que estudia el conflicto armado, en los recientes años de la guerra entre la Oficina hubo alrededor de 7 mil homicidios, pero actualmente hay una “guerra fría” que acabaron de sellar con una pacto por la paz «aparente» entre la Alianza Criminal del Norte y la Confederación. 

 La muestra más clara de las fronteras invisibles es lo que ocurrió este 2019 en la comuna 12 (La América), una de las comunas más tranquilas y pacíficas con fronteras invisibles, por eso personas de estrato 4 y 5 vendieron a cualquier precio para poder salir de allí. En el corregimiento de AltaVista hay una confrontación abierta en la que hasta han caído inocentes, como lo prueba el caso del estudiante de quince años de la institución Débora Arango del corregimiento de Altavista, debido a que Ferney Taborda, salió en la noche para un cumpleaños y al cruzar una frontera invisible le dispararon. 

 «La ciudad de Medellín es una cadena de fronteras invisibles, muchas veces inactivas, pero corren el riesgo de activarse en cualquier momento. Aunque la lógica nuestra es que se diga que si lo mataron es porque debía algo, casos como el de Aranjuez donde mataron a un señor por ir a comprar a la tienda, en algunas partes de Villatina donde cruzar de una cuadra a otra puede terminar en homicidio o con lo que le sucedió al estudiante de Altavista este mes, demuestran lo contrario»,  relató Fernando Quijano. 

Cabe recordar que desde CORPADES han alertado de la presencia de 350 bandas en la ciudad, 8 mil personas vinculadas al crimen y las cifras en asesinatos muestran que hay más de 300 homicidios hasta junio de 2019, esto da cuenta que las fronteras invisibles están calientes y activas. 

Por estas evidencias, la conclusión del analista del conflicto es la siguiente: «Hay coexistencia y connivencia donde hay más de 100 cuadrantes, La Alpujarra, la institucionalidad y el comando de la policía. Lo más duro es que siguen negando que haya convivir en el centro. Considero que es alta la connivencia, porque los agentes de la policía viven en los mismos lugares donde viven los criminales. La propuesta es construir una ciudadela de solo policías».

 

Elecciones locales

 «Hay un cese a la “guerra fría” vendrán ajustes de cuentas pero esto le dará tranquilidad a las elecciones locales. Porque esto le convendría a quienes tienen apuestas militaristas, a quienes dicen que van a traer a Rambo, las fuerzas especiales y los drones. Hablar de un partido político yo no lo voy a decir, creo que la Oficina  de Envigado apuesta en todos lados: apuesta a, b , c y d; el que gane le sirve. En muchas partes hay mucha gente en cuerpo ajeno, pero le sirve al negocio. Apostarán a varios como en las pasadas elecciones se vio: los de la nororiental apoyando a unos, los de la occidental a otros, los del centro apostando por otros con 50 mil pesos en la mano y con datos para mover la cosa ¿A los alternativos también? Yo lo dejo ahí» aseguró Quijano.

 Por último, el profesor Nieto manifestó que los medios tienen que hacer pedagogía y enseñarle a vivir a la población en periodos de paz relativa y de guerra «Hay que hacer un pacto real entre los medios y las organizaciones comunitarias de pedagogía política, democrática, cívica frente a los actores armados y de seguridad para que las mismas comunidades se protejan» concluyó en el evento organizado por Redepaz y  la Mesa por la Vida frente al debate público de las fronteras invisibles en Medellín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Colegas logo Colegas logo Colegas logo
Publirreportajes
Facebook