La alcaldía del Carmen y los privados están sedientos de agua del río San Lorenzo – por los derechos humanos

La alcaldía del Carmen y los privados están sedientos de agua del río San Lorenzo

 

 

Fecha: 28/08/2020

Autor: Andrés Ríos

 

Dos años pasaron desde que anunciaran un proyecto de aprovechamiento de las aguas del río San Lorenzo, en esta vereda del Carmen de Viboral, sin embargo, todos sus habitantes manifiestan desconocer cómo se llevará a cabo éste, porque no socializaron; únicamente llegaron unos ingenieros, universidades afines a la administración y algunos funcionarios comenzaron a hacer estudios y a colocar señalización con cemento.

El anterior mandatario, Néstor Fernando Zuluaga, aseguró que esto se debía implementar en asocio con el IDEA y la empresa GEN+ (del político Mauricio Tobón), proyecto similar que se ejecutó en el municipio de Alejandría donde sus habitantes son testigos de cómo secaron el río.

Hugo Arbeláez, líder de la vereda San Lorenzo, donde hay cerca de 15 familias, crió a sus cuatro hijos en este territorio entre floricultivos, bosques nativos y las fuentes hídricas que alimentan tres trucheras en el Carmen de Viboral.

“En verano se merma el río y es una locura que estén pensando en estos proyectos cuando el agua aquí no es suficiente.  Hicieron los tubos de pbc rellenos de cemento, ahí nos damos cuenta como hacen los proyectos de espaldas a los campesinos” afirmó Arbeláez.

Ya es una constante que los proyectos hidroeléctricos no se socialicen con los campesinos, como lo cuenta Olga Botero, habitante de la vereda que relata cómo llegaron a medir los ríos, a estudiar al terreno, pero quedó instalado el rumor en la comunidad de que iban a vender el agua.

“Esto será un impacto ambiental porque más abajo harán uno en quebrada negra, el proyecto Cocorná 1 en este río, el proyecto 2 también entre el Carmen y Cocorná, Las Arenosas en el río cocornense, después el proyecto de El Molino y también está el del ocho”, cuenta Flor Gallego, lideresa del oriente antioqueño.

Arbeláez asegura que con este proyecto podrían desaparecer las tres trucheras que generan empleo en esta vereda, además de la desaparición del río que es lo más importante que tiene este municipio, por el cual ya iniciaron la puja desde hace rato. El campesino Alberto Castañeda lleva 31 años cuidando este territorio y espera no ser testigo de cómo los privados y el Estado se unen para acabar con el patrimonio ambiental de los carmelitanos.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *