La confrontación que tiene atemorizada a la población de Belén Zafra y Altavista – por los derechos humanos

La confrontación que tiene atemorizada a la población de Belén Zafra y Altavista

 

El 22 de julio de 2016 tenían planeado asesinar a Julio Rengifo en su casa, en Belén Buenavista, sector cercano al corregimiento de Altavista. En ese entonces los Chivos y los Pájaros tenían planeado acabar con su vida, sin embargo, al ver dos pelados muy sospechosos al frente de su casa, las autoridades los capturaron, decidió salir rápidamente y tuvo que dormir en hoteles por esos días.  

Este líder conoció a los que ahora son cabecillas desde niños, cuando jugaban fútbol y por el trabajo que ha realizado en toda la ciudad. Personajes como alias Chatán, alias Hugo pájaro y Juancho pájaro. 

Las estructuras criminales en este país tienen un corredor estratégico en este punto de Altavista, en la comuna 13 y San Antonio de Prado, por eso en estas zonas han tenido presencia las milicias, los paramilitares y las bandas delincuenciales. El corregimiento de Altavista tiene tres sectores: Aguas Frías, El Manzanillo y Morro Corazón que tiene la entrada por San Javier.  

El líder comienza relatando el poder de influencia que tienen las dos principales bandas en Belén y el corregimiento de Altavista.  

«Los chivos han sido muy particulares porque a veces son aliados del Clan del Golfo, otras veces son aliados de la oficina y otras veces de los paramilitares. Son más falsos que una moneda de cuero, y es el combo que más genera conflicto en el territorio. Allá ese sector de los Chivos es una familia, van cinco generaciones, generación tras generación y la última fue la de alias “Chatán”. Ellos han crecido en la absoluta pobreza, sin justificar lo que son, ese sector es un barrio pequeño llamado La Palma donde hay cerca de mil habitantes. La familia empezó como un combo que extorsionaba las volquetas, los tejares y cuando no habían los buses de Metroplús extorsionaban las tres rutas de buses. Vacuna semanal de 80 mil pesos por bus y esto ocurría con 120 buses” contó Rengifo. 

Actualmente, venden la canasta básica alimenticia: huevo, arepas y panela, le cobran vacunas a las casas por medio ambiente y seguridad, primero manejaban pistolas y ahora solo es fusil. Este combo son de los pocos en el Valle de Aburra más estructurados militarmente. 

“Lo último que hace un actor armado es enfrentarse a la Fuerza Pública, pero a ellos no les da nada enfrentarse a ellos. Anteriormente en un taller de prevención a menores por esta zona, le preguntábamos a los niños ¿qué quieren ser cuando grandes? Alias Chatán respondía que quería matar policías, porque el chip que tienen estos niños es la violencia que han vivido. Ellos veían como se llevaban a sus familiares a la cárcel. Al niño ver solo violencia la reproducía, de dormir sobre sabanas, aguantando hambre ¿qué hace un muchacho de esos cuando crece? No tiene otra opción, a parte de eso el enemigo número uno es La Policía” explicó este líder de Derechos Humanos. 

“El otro combo de los pájaros, en Belén Zafra, va en su tercera generación. Juancho Pájaro, Hugo Pájaro y Diego Pájaro quienes fueron aprehendidos por las autoridades, en este momento están presos y sus hijos están cogiendo las riendas de este barrio de la comuna 16 y en parte de Altavista. Cada casa tiene que pagar una vacuna de 2000 pesos y son más de 3000 casas, tienen que comprar las cosas que venden como la arepa, la panela y el gas. Últimamente están cerrando los negocios porque están cobrando vacunas de 5 millones de pesos como pasó con la carnicería” manifestó Julio Rengifo. 

Asimismo, expresó que reclutan a los niños, los obligan a ser sus campaneros y a llevar los bolsos con armas  de un lugar a otro, aprovechando que siendo menores la ley es más permisiva. Hace 10 días asesinaron un niño de 14 años que ya tenía dos muertos encima.  

En Diciembre de 2018 mataron a dos conductores de los colectivos o chiveros. Actualmente hay una guerra declarada entre Los Chivos y Los Pájaros. Los colectivos de Altavista son muy allegados a Los Chivos, como están en guerra los dos combos, hay una zona donde pasan que tienen unos aliados en la parte alta. La orden fue que mataran a todo el que pasara, por eso iban a matar a 7 conductores y alcanzaron a asesinar a 2 (Yeison Aristizábal y Víctor Ramírez) en menos de tres días. Al principio estos combos eran aliados y se compartían el territorio, las extorsiones y todo lo demás. 

“En Altavista hay dos rutas de buses, son 80, los cuales pagan tres vacunas: le pagan a Los Chivos, a Los Pájaros y les pagan a otro combo de Los Alpinos.  Cada vacuna es de 80 mil pesos semanales por cada bus, intimidaron a varios conductores diciéndoles que no les paguen a Los Chivos, y si no pagan los matan, por eso últimamente han ocurrido tantos paros” aseguró Julio Rengifo, integrante del Comité de Derechos Humanos de Belén. 

Por otra parte, una habitante del sector nos comentó, bajo reserva de la fuente, que los pobladores tienen miedo de hablar y de volver a coger este transporte informal, que ha sido la principal forma de trasladarse de los habitantes del corregimiento, dado que los deja cerca de sus casas y es más rápido que los alimentadores de El Metro. 

En esta guerra en la que ya solo se utiliza fusil, quienes más pagan los platos rotos son los menores, los comerciantes que pagan las vacunas y los civiles que están atemorizados para no cruzar las fronteras invisibles. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Colegas logo Colegas logo Colegas logo
Publirreportajes
Facebook