Masacre laboral de 300 personas en la Alcaldía de Medellín – por los derechos humanos

Masacre laboral de 300 personas en la Alcaldía de Medellín

 

Fecha: 24/09/2020

Por: Andrés Ríos

 

Ya van a ajustar cinco meses sin que les renueven el contrato a 300 personas que han laborado por 15, 20 y hasta 30 años en la Alcaldía de Medellín; por eso, se vieron obligados a hacer un plantón este 23 de septiembre de 2020 en el Parque de las Luces.

Amalia Perdomo, cuenta como una administración anterior los recogió y los incluyó en el programa «por una vida más digna de la mujer en la calle». Su historia personal no es nada fácil, anteriormente fue trabajadora sexual, solamente para sobrevivir y levantar a sus tres hijos, dentro de ellos dos en situación de discapacidad.

Más ira e indignación le recuerda la conversación que sostuvo con el alcalde en campaña, pues al preguntarle ¿qué haría con el empleo del adulto mayor? Él le aseguró que había que respetarlo más que el de la población joven; pero esta vez están aquí protestando por el contrato que hizo la Administración Municipal con la empresa Asear, trayendo personal del municipio de Amagá y dejando por fuera a esta población vulnerable que es desplazada, madres cabeza de hogar y, como en su caso, anteriormente trabajadora sexual.

«Me pareció una injusticia la masacre laboral que nos hizo el alcalde, Daniel Quintero, si él fue un hombre de la calle que sufrió, que comió de las plazas, palos de mango, comió hasta de las canecas. Si mi vida en la prostitución fue horrible y dura, la vida de él también debió ser horrible como la mía. Él en este momento está en lo alto gracias al pueblo que le dio la mano, no tenía porque confabular con el dueño de la empresa Asear para traer gente del municipio de Amagá y dejarnos a nosotros sin empleo. Quiero y exigimos que nos devuelvan el empleo, sea humilde como cuando usted hizo campaña con nosotros», aseguró Perdomo.

Por su parte, Olga Yolanda Chávez, también corrió con la misma suerte de sus otros compañeros, uno que otro joven y adultos mayores que quedaron por fuera del municipio, pese a entregar parte de su vida laboral a limpiar los enseres de la ciudad.

«A nosotros ya no nos aceptan en ninguna parte. Estamos esperando que el contrato empatara con el de la empresa Asear. Ya van pa` cinco meses que no nos llaman, desde mayo sin trabajo, a lo que Dios quiera. Muchas mamás con hijos sin tener con qué pagar luz, arriendo, servicios y alimentación. Los que tenemos más de 60 años todavía somos capaces de trabajar, que nos ayuden en un colegio, en un centro comercial, pero que nos dejen trabajar», es la exigencia que le piden a esta Alcaldía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Colegas logo Colegas logo Colegas logo
Publirreportajes
Facebook