Mujeres desplazadas y comunidad LGBTI más vulnerables a la trata de personas – por los derechos humanos

Mujeres desplazadas y comunidad LGBTI más vulnerables a la trata de personas

trata

 

 

El diagnóstico que realizó la Corporación Humanizar sobre el fenómeno de la trata de personas en la comuna 4 (Aranjuez), evidenció que factores de riesgo son los que hacen a las personas más vulnerables: hay factores socioterritoriales, psicosociales y factores de responsabilidad del Estado.

La pobreza es un elemento de los socioterritoriales de vulneración; en el asunto psicosocial la naturalización y el mito. Según la directora de la Corporación Humanizar, Carolina Agudelo, “Veíamos personas que recibían dinero y que con eso conseguían plata, pero eso es un mito. La trata vulnera tu libertad y tu voluntad de decidir”.

Siendo el Poblado (comuna 14) y el centro (comuna 10) donde más se produce la problemática, el  estudio de la comuna cuatro muestra la complejidad que vive la ciudad, pues aunque hay solo ocho denuncias en lo que ha corrido del presente año, el subregistro es la constante.

“Hoy no solo se ve la explotación comercial, sino está el motor general  en la mendicidad ajena y el matrimonio servil.  Nos preocupa la mendicidad, sobre todo, en poblaciones como las poblaciones indígenas. En el estudio que hicimos se ve que la comunidad LGBTI y las mujeres desplazadas son las más vulnerables. Estas poblaciones son quienes han recibido más ofertas para ejercer la prostitución, por ende son más propensas a caer en estas redes”, aseguró la directora de Humanizar.

De acuerdo con las cifras que maneja la concejal del Centro Democrático, Nátaly Vélez, dicen que: “El 57% de los casos son de explotación sexual y comercial, el 37% es de trabajo forzado y el 3% de matrimonio servil. También quiero resaltar la apuesta de los grupos especiales del delito. De siete va haber uno que va estar enfocado a tratar este fenómeno en la ciudad”.

Pero lo más preocupante para la corporada, es que la judicialización de las redes de trata no se ha efectuado como las víctimas lo esperarían, dado que entre 2012 y 2015, de 47 denuncias solo 15 resultaron en capturas efectivas.

En cuanto a soluciones, la corporada del Polo Democrático, Luz María Múnera aseguró que “Debemos empezar a tener un proyecto serio de ciudad que genera empleos dignos más allá de la venta del cuerpo. Segundo, políticas públicas serias de control de drogadicción. Le tenemos una deuda a la ciudad desde hace más de quince años teniendo en cuenta que este es el tercer negocio más importante en el mundo”.

Ambas corporadas manifestaron que hay una ruta de atención para las víctimas, pero la explicación de esa ruta no es muy clara para saber a dónde acudir y cómo acceder a ella para las personas que son cayeron en la trata de personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *