POT, el anticristo de Robin Hood: quitarle a los pobres para darle a los ricos – por los derechos humanos

POT, el anticristo de Robin Hood: quitarle a los pobres para darle a los ricos

 

 

El Plan de Ordenamiento Territorial que se realizó a través de arquitectos, economistas, ingenieros y un gremio reducido, que se gestó durante la pasada Administración de Aníbal Gaviria, con la aprobación del acuerdo 48 de 2014 el cual tuvo el visto bueno de los concejales y con el desconocimiento de la ciudadanía, será una bomba de tiempo que le va a tocar afrontar a la Alcaldía de Federico Gutiérrez.

Las personas que han querido vender o construir se han encontrado con la sorpresa de que su propiedad está afectada por el POT, cuestión que reduce el valor comercial del inmueble y que afecta a todas las comunas de la ciudad, que aún no tiene una cifra estimada de la población afectada, porque ni si quiera el director de planeación sabe cuántas familias están inmersas en esta problemática.

Nadie se opondría al desarrollo urbano, todos quisiéramos ver una ciudad llena de parques, de lugares verdes y obras públicas que nos hagan enorgullecer de Medellín, pero el problema es cuando ponen en juego tu patrimonio y todo lo que has construido con tu familia.

Las experiencias de la Alcaldía de Medellín con desalojo forzado con patrocinio de la ley han sido nefastas: el Puente de la Madre Laura dejó sin vivienda a cerca de mil familias en Aranjuez a las que se les prometió un proyecto de vivienda en 2015, que aún hoy, todavía no aparece; los afectados de Naranjal que siguen esperando una reubicación económica; los comerciantes del Tranvía de Ayacucho que perdieron sus negocios y solo obtuvieron una remuneración, cuando mucho, por doce millones de pesos.

Este nuevo Plan de Ordenamiento Territorial que tiene cosas increíbles como: toda una manzana afectada y una vivienda que no lo está; construcción de un parque en una manzana al frente del aeroparque Juan Pablo ll donde al lado ya hay un sitio verde de estas características; personas que no alcanzaron a desenglobar y construyeron diez pisos, pero que el tan mencionado POT solo le valdrá el primer piso; estudiantes que no pueden poner el servicio de internet porque les modificaron el uso del suelo; familias que en el segundo y tercer piso pueden poner gas y la del primero no porque se modificó el uso de la vivienda; y personas que iban a ser beneficiadas por mejoramiento de vivienda, pero se modificó el sector y quedó en zona de alto riesgo.

La socialización en 2012 que unió a gremios, organizaciones sociales, JACS y Juntas de Administradora Local, no fue suficiente para advertir lo que se le venía al ciudadano de a pie que tiene en “juego” su patrimonio. Él generalmente está inmerso en su cotidianidad, pagando facturas, pensando en trabajar (si tiene), pero nuestra ciudad se ha caracterizado por la poca participación y eso lo ha dicho muchas veces la secretaría que trata este tema. Es decir, si esto hubiese tenido la respectiva difusión (no engañosa), que dio la Administración con su discurso que pregona armonía, pero que termina haciendo todo lo contrario la ciudad se hubiese paralizado.

Estas son las frases de los principales actores de este adefesio que los dejó en evidencia:

 

  • Exdirector de Planeación, Jorge Pérez, principal creador de este acuerdo: “El Plan de Ordenamiento Territorial responde al interés de todos los ciudadanos y no a los de unos pocos o de determinados grupos de poder o influencia y promueve la equidad al igual que una movilidad sostenible, un espacio público de calidad, equilibrar el desarrollo mediante un urbanismo de proximidad y políticas de hábitat y vivienda para así transformar culturalmente a Medellín mediante una sociedad más equitativa y con el propósito del respeto por la vida, es así como trabajamos por una ciudad más libre, más feliz y más humana”.
  • Actual presidente del Concejo de Medellín, Jesús Aníbal Echeverri, quien fue concejal que votó positivo: “Hay tres aspectos muy importantes que trae consigo el nuevo plan de Ordenamiento Territorial: el mejoramiento integral de barrios, donde las futuras administraciones de esta ciudad van a tener la oportunidad de lograr soluciones para viviendas que estén en alto riesgo; la protección a moradores para que queden en su territorio, donde nacieron, para que su estilo de vida no cambie”.
  • Cerramos con la frase campeona con que hace la introducción a este plan el exmandatario Aníbal Gaviria: “La ciudad tiene un nuevo POT con el que emprendemos la ruta de desarrollo al 2027 y en la que se propone otra forma de vivir y convivir en Medellín. Este pacto concibe la construcción de una ciudad para todos, donde se dignifique la vida y el reconocimiento de cada ciudadano como parte de ella”.

 

El presente plan de “desarrollo” para la ciudad se vino gestando desde la Administración del más “educado”, Sergio Fajardo, quien vislumbraba la ciudad como una plataforma de servicios de salud, para turistas y de esparcimiento, para que en esa medida su familia se lucrara con el negocio de la construcción.

A este pacto silencioso que ha permanecido casi que desapercibido, a excepción de quienes han intentado modificar su bien y se los han negado, han hecho parte concejales, medios de comunicación por omisión al no dimensionar la realidad de la problemática y como de costumbre al actual alcalde, Federico Gutiérrez, que no se suele pronunciar ante los temas álgidos de ciudad donde se ve comprometido.

Un técnico administrativo de la Alcaldía de Medellín nos contaba que son miles y miles de personas afectadas por el Nuevo POT, por ende ha sido más la gente que perjudicó que los que benefició, y desde eso han ido muchas personas preocupadas a recibir la noticia que le puede cambiar la vida a cualquiera: perdida de su patrimonio, afectación de su entorno social donde construyó su vida económica y social, y el habitual resentimiento con un gobierno que en vez de ayudar a progresar se encarga de crear más miseria en la comunidad.

Un comentario hacía alguien que nos decía: “Si en Venezuela existe la expropiación, aquí tenemos el POT”, de una forma más fina y recatada se quedan con tus bienes, pero aquí cambiaríamos la ecuación: Venezuela tiene muchos problemas por algo están llegando tantos venezolanos a las laderas de Medellín, pero allá le quitaban a los ricos para darles a los pobres, en cambio aquí, nos quitan a la clase media y a los pobres para que la élite se beneficie con la construcción.

 

 

 

 

 

 

2 respuestas a POT, el anticristo de Robin Hood: quitarle a los pobres para darle a los ricos

  • POT=Plan de desplazamiento forzado.No más mentiras, vamos al grano hablándole a la comunidad la verdad,no estamos solos la villa no está en venta Sevilla somos todos una sola familia, y defenderemos nuestros derechos.

  • En el escrito se dice tácitamente como los últimos gobernantes en Medellín, no se ocupan de planear la ciudad al servicio de la ciudadanía, sino, planear sus negocios con sus amigotes y patrocinadores de las campañas. Y como hay un afán desmesurado en mostrar ejecuciones para salir en la prensa insulsa, sólo se idean proyectos a corto plazo de tal forma que se puedan tomar la foto inaugurando las obras, así esas obras estén llenas de injusticias y de falta de una verdadera planeación, es por eso que se cometen arboricidios sin remplazo oportuno con el consabido problema ambiental, se desintegran o atomizan las comunidades que tanta lidia y tiempo gastan en gestarse. Difícil tener una ciudadanía en armonía con unas autoridades tan mezquinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *