Prensa comunitaria y alternativa, la primera damnificada por la contingencia – por los derechos humanos

Prensa comunitaria y alternativa, la primera damnificada por la contingencia

 

 

Fecha: 18/04/2020 

Autor: Andrés Ríos 

 

 

Los que llevan el mensaje y las noticias a los barrios, a los corregimientos y trabajan por comunidades locales, por estos días de contingencia viven la ingratitud del oficio periodístico. Son como las tiendas locales de un sector en específico, que ofrecen lo que no pueden dar los grandes supermercados, en este caso, los medios tradicionales y nacionales. 

A quiénes son los primeros que buscan los políticos en campaña, ¿a quiénes son? A los periodistas, ¿a quiénes recurren las comunidades cuando tienen problemas de injusticia? A la prensa alternativa porque las grandes cadenas no sacan a la luz pública lo que afecte la imagen de la Alcaldía, la Gobernación o la presidencia. 

Pero casualmente, por quiénes no se ha hecho el esfuerzo para mantener su voz encendida en momentos en que la población necesita un bien de instrumento público que los mantenga informados, investigue sobre posibles casos de ocultamiento de cifras por propagación de la pandemia y visibilice los territorios que requieren alimentación. Lo volvemos a repetir: en tiempo de crisis los políticos desaparecen y les llega la factura de la ingratitud a los medios que son tan “amiguis” del poder, sobre todo, a los alternativos que hoy en día ven poco viable sostener su medio de comunicación.  

Fredy Gómez, director del medio La Región, cuenta que los periodistas se encuentran huérfanos de organizaciones que gestionen por ellos, la mayoría son organizaciones de papel que solo hacen reconocimientos, pero no defienden ni protegen la labor periodística. 

“¿Los periodistas vivimos de ruedas de prensa y de boletines de prensa? Es que ellos tienen los recursos y tienen mucho presupuesto para ello, pero todo se lo roban, y luego dicen que no tienen plata. A veces hay hasta órdenes de publicidad por 50 mil pesos a 400 mil pesos y luego les llega la rete fuente, adicionalmente tienen que pagar la seguridad social porque cotizan como independientes”, aseguró el periodista. 

A esto se suma las malas decisiones del alcalde Daniel Quintero: invertir 200 millones de pesos en un hotel cinco estrellas para periodistas de Telemedellín en plena cuarentena (que tuvo que cancelar por la indignación colectiva), 200 millones de pesos para una publicidad en la página de El Tiempo o un concierto al aire libre cuando la gente está pasando hambre en toda la ciudad.  

Otoniel Parra, director del medio Alfa Noticias, un colega sobrio y mesurado, ante esta coyuntura manifestó lo siguiente: “A la Alcaldía ni al Concejo de Medellín les interesa saber qué pasó con los periodistas de medios pequeños y medianos que cubrían esas entidades para diversos servicios electrónicos y de prensa. Al parecer se aplica la política del nuevo partido Colombia SQP “sálvese quien pueda””. 

Pese a que la prensa representa el cuarto poder que debe vigilar lo público: el legislativo, el ejecutivo y el judicial, incluso, hasta vigilar a la misma prensa, ha permanecido relativamente callada ante esta coyuntura que está afrontando.  

También hay que ser autocríticos, nuestro gremio es el más dividido, dentro del que más se ve la envidia y ego entre colegas; y del que desafortunadamente, en un país como el nuestro, no se puede depender única y exclusivamente del subsidio limosnero de la pauta publicitaria, que les gusta dar a estas entidades del Estado para callarles la jeta a los periodistas. 

Lecciones como que la política pública para medios de Medellín no es vanguardista, como en Ecuador, donde la ley del tercio aplica 33% para medios privados, 33% para medios públicos y 33% para medios alternativos y comunitarios. Aquí los últimos alcaldes le han hecho el juego a la prensa bogotana y de los grandes medios, enviando opulentos contratos para que estos les den buena imagen con el objetivo de hacerse figuras presidenciables. En vez de hacer convocatoria pública y fomentar a través de la meritocracia, procesos de formación, generar autosostenimiento y empoderar a estos medios locales para que ejerzan el cuarto poder desde sus comunidades locales. 

3 respuestas a Prensa comunitaria y alternativa, la primera damnificada por la contingencia

  • Nuestro apoyo y lo q sea posible en defensa y compromiso con la prensa Alternativa.

  • Los políticos utilizan a los medios alternativos prometiendo el oro y el moro y después se olvidan y les dan la espalda.ejemplo: Luis Pérez Gutiérrez prometió en el año 2000 una sede en comodato a una asociación de periodistas y nunca les cumplió y ni siquiera los volvió a recibir ni cuándo era alcalde ni cuándo fue gobernador, ahora se lanza para presidente y regresará a lamer la zuela de los zapatos de los alternativos,ojalá que no le copien ni un párrafo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Colegas logo Colegas logo Colegas logo
Publirreportajes
Facebook